General

Seguro de coche a todo riesgo ¿con o sin franquicia?

Una de las decisiones más importantes de un conductor es decidir qué tipo de seguro contratar. Antes de firmar con ninguna compañía, el tomador tiene que informarse sobre qué póliza le conviene más. Para ello, lo primero que ha de plantearse es si incluir una franquicia a todo riesgo o no en su seguro, puesto que su prima podría verse reducida considerablemente.

¿Qué es un seguro a todo riesgo con franquicia?

Contratar un seguro de coche a todo riesgo con franquicia conlleva un importante descuento en la prima de la póliza a cambio de pagar una cantidad fija en caso de accidente.

Se conoce por franquicia a la cantidad o porcentaje fijo al que llegan a un acuerdo la aseguradora y el conductor, con el objetivo de disminuir la póliza del seguro sin que ninguna cobertura se vea afectada. En este tipo de seguro, el riesgo es compartido entre la compañía y el tomador, por lo que el mismo se ve reducido.

La situación económica y el grado de experiencia al volante es uno de los principales factores que influyen a la hora de franquiciar o no. De esta forma, la franquicia será efectiva en caso de accidente, donde el conductor deberá asumir una cantidad pactada para la reparación de su coche.

Aspectos positivos y negativos de una franquicia

Positivos

  • Reducción de la prima del seguro
  • Se mantienen mismas coberturas
  • Supone un ahorro a la larga si no das partes

Negativos

  • Por cada siniestro, tienes que pagar una cantidad

No se puede flexibilizar esa cantidad en caso de siniestro; la prima, sí
Sobresalen los aspectos positivos a los negativos, aunque muchos conductores siguen escogiendo el todo riesgo sin franquicia. La compra de un coche nuevo, un accidente reciente, o personas con poca experiencia al volante suele ser el perfil de clientes de un seguro a todo riesgo sin franquicia.

El aspecto económico también es un factor decisivo, puesto que una persona que contrata un todo riesgo sin franquicia, puede ser flexible a la hora de pagar la prima y no tiene que estar pendiente de hacer un desembolso en caso de accidente.

Por ejemplo, si se decide contratar un seguro con franquicia de 180 euros, todas las reparaciones que se hagan al coche siniestrado (y que estén cubiertas en la póliza), implicarán el pago de los primeros 180 euros por parte del conductor y el resto será abonado por la aseguradora.

Si tienes algún tipo de duda sobre este tipo de seguro y quieres más información al respecto, en SMS te atenderemos sin ningún tipo de compromiso.

En el caso que desees contratar un seguro franquiciado, te aconsejaremos sobre qué compañía y póliza se adapta mejor a tus necesidades, para ello puedes llamarnos al 91 422 55 00 o rellenar este formulario de contacto.

About SMS Seguros